Adiós al modo Standby

Ahora que arranca nuestra nueva sección, conviene repetir alguno de los puntos básicos del ahorro. Los céntimos o los euros que ahorramos son los más valiosos de nuestra cuenta.

Adiós al modo Standby

Ahora que arranca nuestra nueva sección, conviene repetir alguno de los puntos básicos del ahorro. Los céntimos o los euros que ahorramos son los más valiosos de nuestra cuenta. Nuestros días se componen de una serie de ingresos y de gastos. Si restamos los ingresos de los gastos, obtenemos el ahorro, lo mollar, lo mejor, el dinero líquido que nos permite realizar nuestros pequeños (o grandes) sueños. Por eso, todo lo que ahorremos nos acerca un paso a nuestros propósitos.

Algunas economías pueden ahorrar 10€ o 20€ o 30€... al día. Si consigues ahorrar 1€ o 0,50€ al día, al final del año obtendrás un dos, tres o cuatro semanas más de salario en dinero ahorrado. Por eso, llamo la atención sobre el "gasto invisible."

Llamo "gasto invisible" a la suma de esos céntimos que perdemos o dejamos escapar sin prestar atención. Uno de ellos es el "modo standby" de los electrodomésticos.

La televisión, la lavadora y otros electrodomésticos, incluso las lámparas modernas, disponen de un "modo standby" (el pilotito rojo) que permite su funcionamiento al instante a golpe de mando a distancia. Esto cuesta dinero. Unos pocos céntimos por cada uno de estos aparatos que debemos multiplicar por cada día del año, y al final obtenemos una cantidad importante. Tan importante que vale la pena adquirir enchufes con interruptor de alimentación.

Todo parece indicar que dejar el modo Standby en el olvido puede resultar bastante económico. Veamos por qué.

Se ha demostrado que el consumo de energía derivado de mantener los aparatos en standby supone entre un 5 y un 10% del total de la energía consumida, según datos de la Agencia Internacional de Energía. En el caso concreto del televisor, sólo pulsar el botón de apagado en lugar de que permanezca en standby, puede suponer 50 euros de ahorro al año.

A gran escala, en la Unión Europea se gasta en un año la misma cantidad por el derroche que supone el modo Standby que aquella que se invierte en Centro América y parte del Caribe por el consumo total de energía anual. Por otra parte, activar el modo Energy Star en nuestro portátil u ordenador, además de consumir menos, permite un ahorro de 100 euros al año. Así lo afirma la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Además de ahorro para nuestro bolsillo, el menor consumo energético reduce también las emisiones contaminantes a la atmósfera. Emisiones que también hay que pagar para remediar los males que causan.

Si consideramos el número de aparatos que están permanentemente conectados en modo standby, el ahorro puede ser importante. ¡Ah! Incluyendo el router de conexión a internet que dejamos conectado las 24 horas todos los días del año.

A la mala noticia de que nos suben la factura de la electricidad ponemos nuestro granito de arena con una propuesta de ahorro en el consumo.