La Plaza Mayor. Retrato y máscara de Madrid

Hasta el 11 de noviembre. En la plaza Mayor se celebraron fiestas, diversiones y ceremonias como canonizaciones, juegos de cañas, tauromaquias, autos de fe, desfiles, autos sacramentales y procesiones con sus tarascas. Y en tiempos recientes exposiciones, ferias, mercados... Todo ello cabe en un paseo por el museo para conocer una plaza que ha sido imitada a lo largo y ancho del mundo.

Página en Facebook El grupo @MadridGratis

La exposición queda dividida en seis ámbitos - La plaza abierta (1617-1790), La plaza en fiestas (1617-2018), La plaza cerrada (1790-1846), la Plaza jardín (1843-1936), Una imagen de postal, Otros usos. Nuevas propuestas (1920-2018)- que nos permite conocer las distintas facetas de plaza desde sus orígenes hasta la actualidad.

Su arquitectura original fue una revolución técnica y arquitectónica ya desde sus orígenes por su regularidad y armonía constructiva, la belleza de sus fachadas, la inusual altura de sus casas... que sería imitada no solo en Madrid y España, sino en otras partes del mundo también. Asímismo, los nuevos servicios que requería este tipo de construcción -por ejemplo, bomberos para caso de incendio- con el tiempo también fueron "exportados" a otras ciudades.

La plaza Mayor como centro neurálgico de la capital se convirtió también en centro de transporte de viajeros, y punto de parada de diligencias, caballerías y mucho después autobuses o tranvías. Lo mismo que el tráfico rodado desapareció con el tiempo, refleja también la exposición los avatares de una plaza emblemática de Madrid que parece tener una hermana gemela en otras muchas ciudades de España y del mundo.

Fuencarral 78, M Tribunal, Bilbao y Alonso Martínez