Siesta popular en el hamacódromo público de Móstoles

Cuentan que la siesta es una invención típica española arraiga durante siglos y con múltiples significados: cuando el calor aprieta, las tareas del campo se hacen imposible para hombres y bestias, y por ello la siesta es una señal de buen trato a los animales. Salvador Dalí, el celebérrimo pintor surrealista era firme partidario de la siesta...

Página en Facebook El grupo @MadridGratis

Salvador Dalí era firme partidario de la siesta peculiar y propia: se quedaba traspuesto, adormilado después del café de mediodía, pero con la cucharilla en la mano: en el momento en que la cucharilla caía, terminaba la siesta... y aprovechaba que el café causa efectos pocos minutos -unos veinte- después de su ingesta.

La siesta prolongada es un invento benéfico también para los motores: piensen en las faenas del campo o el transporte a motor: a mediodía con el termómetro a máxima altura el esfuerzo de los motores es superior y el desgaste que soportan por ello mismo es mayor... y es la siesta la que concede descanso a hombres, bestias y motores además de oportunidades de ahorro, puesto que los motores -ni las bestias- quedan sometidos a sobresfuerzos que luego siempre se pagan.

En el hamacódromo de Móstoles se han habilitado lugares de desanso para personas; en un entorno de arte, y ajeno al mundanal ruido del ajetreo de hombres y motores, ya que no bestias.

Estamos en la finca Liana, un parque popular de Móstoles, con una zona de pinares, y es en esta precisa zona, donde se instalarán cuarenta hamacas (40) pensadas para luchar contra el cambio climático y el capitalismo.

El uso de las mismas es público. Y en este primer día, habrá un almuerzo popular "de traje" ...yo traje croquetas; ...pues yo traje salchichas; ...pues traje... y así.

El 26 de mayo, a partir de las 12.30 será la primera jornada de combate contra el cambio climático y el capitalismo desde la hamaca; asímismo, este día, después de la comida de traje, para los que prefieran la acción, habrá concierto con Julián Mayorga.