Los Caprichos. Francisco de Goya. Villaviciosa de Odón

Desde el 27 de noviembre hasta el 17 de diciembre. Los Caprichos de Goya llegan a Villanueva de la Cañada. Los Caprichos sería la primera de las cuatro grandes series que realizó y que estaba compuesta por 80 estampas. Las estampas vieron la luz en 1799 tras ser nombrado Primer Pintor de Cámara. En esta serie, el genio aragonés pone el prisma de la sátira para ver cómo era la sociedad de su época, incluyendo a los nobles y al clero.

Página en Facebook El Grupo @MadridGratis

Los Caprichos de Goya podríamos dividirlos en dos partes diferenciadas. En la primera, crítica desde la razón y, en la segunda parte, desde el absurdo, creando unos grabados fantásticos que critican los abusos sociales.

Para su realización utilizó las técnicas del aguafuerte y el aguatinta, apoyando la ejecución de bastantes grabados con el buril y, en ocasiones, con la punta seca.

La serie, de 300 ejemplares, estuvo a la venta tan sólo catorce días, tras los cuales las retiró después de vender sólo 27 ejemplares.

Fue en el año 1803, cuando decidió ofrecer las planchas y los 240 ejemplares disponibles al rey Carlos IV, con destino a la Real Calcografía, a cambio de una pensión vitalicia de doce mil reales anuales para su hijo Francisco Javier. De 1803 y 1817, las obras tuvieron una gran difusión ya que se vendieron o regalaron 158 ejemplares.

Los asuntos tratados componen un retablo vivo de vicios y defectos humanos y tienen que ver con la religión, la moralidad, el amor, el matrimonio, la seducción, el rapto, la violación, la superstición, la brujería, los desmanes de la Inquisición, la vanidad o la charlatanería. Goya consiguió que esta original serie tuviera, además de un valor artístico indiscutible, un sentido didáctico y una transcendencia universal.
Villaviciosa de Odón Coliseo de la Cultura