Los efectos del boicot y del No boicot

Los efectos del boicot crecen. Los diarios informan de las repercusiones en las empresas catalanas causadas por el muy democrtico gesto de elegir qu producto o servicio compramos con nuestro dinero y cul no. El efecto de esta decisin libre de cada consumidor llega ya a las primeras pginas de los peridicos.

Aqu tenemos un artculo en El Pas donde habla de este "2 de Mayo" o levantamiento popular contra la actividad poltica de ciertos representantes de la ciudadana y la actitud servil del mundo empresarial hasta hace muy poco. 1 de noviembre: El corcho del cava es de Mlaga y otros motivos por los que el boicot a Catalua es absurdo

Ya hemos comentado que si no compra el corcho en Mlaga, la competencia de los cavas catalanes comprarn corcho en Granada, Huelva... (a propsito, Espaa es el primer productor mundial de corcho). Un boicot informado substituye el producto cataln por otro de cercanas, de proximidad. Boicot inteligente.

Hablando de cava, en este #2DeMayo que es el levantamiento contra la prepotencia de las empresas, pongamos que hablamos de Codorni y Freixenet, las gigantes del sector. Ambas empresas comparten puntos en comn y discrepantes sobre la actuacin de los separatistas y la diferente importancia con que juzgan las actividades separatistas incluyendo sus nocivos efectos sobre la economa.

Con estos dos titulares (El Pas y El Mundo) vemos el efecto daino sobre la economa de los separatistas El Banco de Espaa alerta de que se podran perder 27.000 millones si persiste la crisis catalana Y vamos a referenciar esta noticia negativa sobre las repercusiones del separatismo con esta otra: El gasto en pensiones crece un 3% y alcanza la cifra rcord de 8.807 millones

Esto es lo percibido por la gente de la calle y que estos das ya estn poniendo en cifras los peridicos con datos oficiales. Los separatistas causarn prdidas enormsimas en la economa, y no les importan los gastos sociales es lo que intuye la calle.

Esta percepcin previa de la calle ha repercutido en una reaccin rpida y contundente en apoyo del boicot: 27.000 mil millones de euros en prdidas a un lado de la balanza. En el otro, las pensiones, 8.807 millones de euros al ao que el estado debe pagar a los pensionistas.

Estas enormes prdidas para la economa general son una minucia para los polticos separatistas y, tambin, para los empresarios que les apoyan de manera activa, o con su silencio.

La actividad antieconmica de los serparatistas es una razn para un #2DeMayo? La respuesta es positiva y se ha producido el Levantamiento popular.



Sigamos con el ejemplo de dos empresas y su distinta reaccin ante la situacin poltica -muy grave- causada por los separatistas en Catalua y que repercute en negativo en el resto de Espaa. Codorni y Freixenet son dos empresass dedicadas al sector vitivincola. Estas dos empresas son un ejemplo claro de lo que sucede en cualquier otro sector y con cualesquiera otras empresas.

Freixenet sigue la primera opcin: no hacer nada A lo sumo emitir un comunicado de queja por la convulsa situacin poltica de Catalua. La segunda opcin es cambiar solo el domicilio social y la han seguido hasta ahora unas 2.000 empresas en todo el mes de octubre.

La tercera opcin es trasladar la produccin o una parte fuera de la Comunidad Autnoma de Catalua. La cuarta, trasladar toda la empresa (domicilio social, fiscal y planta de produccin y administracin) fuera de Catalua, fuera de la zona de peligro.

Solo en este ltimo caso con el traslado total de produccin y gestin, cambio de domicilio social y domicilio fiscal, la empresa en cuestin toma la decisin de participar en la bolsa comn, en la Hacienda espaola que garantiza la Seguridad Social y las pensiones en el futuro de todos los espaoles, cualesquiera que sea su residencia o empresa donde trabajaron.

El traslado de una parte de la produccin, como hizo Codorni como afectada del primer boicot, habido a comienzos de los aos 2000 (cuando un destacado dirigente de Esquerra Republigcana manifest su alegra por el fracaso de Madrid para acoger los Juegos Olmpicos) solo garantiza que en ltimo trmino, esa parte trasladada pague impuestos a la hacienda comn de todos los espaoles.

Porque no olvidemos que el separatismo no termina con la aplicacin del artculo 155. Los separatistas afirman y sostienen con hechos puntuales que estamos en otro captulo del camino hacia la independencia.

El cambio de domicilio social, al que se han acogido unas 2.000 empresas hasta ahora, tiene una repercusin mnima, residual, sobre los ingresos que reciben estas empresas vendiendo sus productos por toda Espaa.

No hacer nada como es el caso de Freixenet es una posicin legtima. Tanto como el boicot del consumidor. Freixenet ha elegido dnde pagar sus impuestos -en Catalua- y, a parte de unas declaraciones, no ha mostrado mayor contundencia frente a los separatistas. Freixenet se siente ligeramente incmoda, pero no lo bastante como para cambiar de postura.

Queda una quinta opcin en este #2DeMayo que es invitar o favorecer a las empresas extranjeras para facilitar su instalacin en Espaa. A su lado tendran millones de consumidores. Y su competencia seran las empresas "catalanas" que optan por "no hacer nada" mientras el tsunami separatista costar -de momento- una factura de 27.000 millones de euros.