El largo, largo camino a Kiev RM y Sev

Este 17 de octubre la final en Kiev de la Champions League se vea an muy lejos. Para el Sevilla la imagen es adems borrosa. El correctivo que ha sufrido en Mosc -excesivo- podra pesar como una losa para entrar en octavos.

De todas formas, desde la Castellana tambin Kev pareca un poco ms lejos hasta que se ha confirmado el fracaso del segundo rival, el Borussia de Dortmund en Chipre. Los alemanes han empatado, y su derrota sufrida en casa ante el Real Madrid deja a los blancos con una visin ms ntida, aunque lejana, porque hubieron dudas como equipo para "tripitir" hazaa.

Sirva esto para consolar al Sevilla pues el equipo moscovita puede tropezar en Eslovenia, donde el Liverpool ha arrasado. De todas formas, lo importante es la confianza como equipo; la misma de este fin de semana, cuando Kepa, el portero del Athletic, firm una de sus mejores actuaciones para contener el ataque sevillista.

En cuanto al Real Madrid como equipo capaz de remar hasta Kev, le encuentro algunas fallas. Expongo la primera: Marcelo.

El lateral brasileo con trienios de trayectoria impecable, ha entrado en un limbo ubicado a veinte metros de su lnea de porteria, y a otros tantos de la lnea de la cal de la atacante.

Es decir, Marcelona ya no desborda en ataque hacia la lnea de cal para dar el pase atrs, el pase de la muerte. Se limita a retroceder o lanzar balones al rea, lo que resulta demasiado previsible: lo hace decenas de veces, es decir, siempre.

En el territorio que ocupa Marcelo resulta que es un limbo en el centro del campo: le falta la misma energa que en las reas. Pero todo lo suple con muchos aos de oficio. En el futuro, deber bajar a defender hasta la lnea de cal, no quedarse clavado antes de llegar al pico del rea. Y, en la portera contraria, otro tanto, deber desbordar al defensa en ataque, por regate, por fuerza o velocidad. De lo contrario es demasiado previsible para el equipo rival. En ataque sabe ya que Marcelo centra al rea -los defensas estn alerta-, o retrocede: en resumen, Marcelo es una rmora. Y en defensa otro tanto. Los ataques rpidos por la banda de Marcelo, que no puede seguir por velocidad una prdida de baln o una recuperacin por parte del rival, hacen de su banda una tentacin para los atacantes astutos. Partido tras partido; en ataque y en defensa: Marcelo est as ahora, en el limbo.

Es lo que ha sucedido esta jornada en el Bernabu. El joven defensa Ashraf Hakimi ha visto cmo poda avanzar sin peligro por su banda hasta situarse en posicin de ataque. Hakimi ha recibido una gran cantidad de balones; y lo ha intentado, sin miedo, y con decisin. Pero se ha encontrado delante a un jugador experimentado. Vertonghen, 30 aos; Hakimi, 18 aos.

Pochetino el entrenador del Tottenham viejo conocido de la aficin espaola, se ha encontrado con un par de ventajas de importancia. Marcelo, habitante del limbo; por un lado, y por otro Hakimi. No me extraa que haya ordenado a sus hombres cerrar al mximo los pases a Benzema o Cristiano Ronaldo y dejar como primera opcin de pase para Modric, Isco o Casemiro al joven Hakimi... Vertonghen hara el trabajo. Y aunque en alguna ocasin el defensa iniciado en el Ajax se viera superado, es mejor verse superado por un joven antes que dejar medio metro de ventaja a Cristiano Ronaldo o a Benzema.

Para llegar a Kev se necesitan jugadores rodados y Hakimi merece sus minutos. Por el contrario, Marcelo no sabemos si se reserva para el Mundial, para el mes de mayo, o para los dos ltimos meses del campeonato. Pero lo cierto es que o por baja forma o desgana, juega como sin pulso, sin conexin y no transmite a la grada.

Aunque el pblico a veces se conforma con algn detalle, y no perder ningn tren. Hoy estn ms cerca de Kev, pero su juego est a aos luz del que arrojaron sobre el FC Barcelona en agosto pasado.