155 y los toros en Cataluña

Hace 155 meses el "plan Ibarretxe" con el que el Partido Nacionalista Vasco operaba para modificar su estatus dentro de España entraba en su fase definitiva: caer en el Parlamento Nacional y ser olvidado en el país vasco después de grandes alharacas y señales de ruidoso escándalo por la anulación del mismo.
@EstoEsElPueblo
—El pueblo ha hablado: Gracias a García Lorca, Picasso, Alberti, Mikel Barceló y tantos genios de las artes que con su visión dan luz eterna a la voz del pueblo.

Pronto el impulsor de aquel plan, Ibarretxe ("Juanjo" en su círculo), cayó en el olvido; el Partido Nacionalista Vasco que emulaba "el plan Ibarretxe" perdió importantes cuotas de poder urnas mediante, incluyendo el gobierno de la comunidad autónoma. Y, 155 meses después, a día de hoy el PNV ve la independencia como el cielo: algo que estaría muy bien...; pero, eso sí: que tarde mucho, mucho en llegar.

La Tri-Fascista euskérica lanzó ruidosas críticas como se ha dicho. Comunistas, independentistas y filoterroristas acusaron a los demás partidos de formar un fascismo contra "los vascos". ¡Epaaa! ¡No hubo tal! Higiene democrática aplicada con limpieza de quirófano en la sede de la soberanía nacional, en la Carrera de San Jerónimo.

Ibarretxe, Juanjo, entre los suyos fue enviado a una cátedra en una universidad desconocida de centroamérica; los nacionalistas hubieron de esperar en la oposición. Filoetarras y comunistas, también. Eso sí, 155 meses después de ver despachado "su plan" han vuelto los nacionalistas a ocupar todos los resortes de poder de la Comunidad Autónoma: gobierno, diputaciones, principales ayuntamientos, etcétera...
—¿Y el cielo...?
—...Puede esperar.


155 meses después será de aplicación el artículo del mismo número de la Constitución española para devolver la normalidad constitucional a Cataluña. Y, esperamos, que incluyan la tauromaquia en dicha normalidad; aunque tememos que habrá de ser a petición de los aficionados. Y de eso van estos párrafos.
continuará...