El genio y el ingenio Jornada 5ª de Liga 21/09

Mirando hacia Kíev
El genio es el carácter, la fuerza del ánimo; el genio es la capacidad para inventar cosas nuevas y admirables. Y el genio en Barcelona fue Messi, con un comportamiento de otra galaxia. Porque Messi "quiere ganar." Messi ha perdido el tridente, pero él sólo aplastó al Eibar, póquer de ases. Viendo al Real Madrid. @jagvaldezate

Página en Facebook El Grupo @MadridGratis

El genio y el ingenio Jornada 5ª de Liga 21/09

Mirando a Kíev El genio es el carácter, la fuerza del ánimo; el genio es la capacidad para inventar cosas nuevas y admirables. Y el genio en Barcelona fue Messi, con un comportamiento de otra galaxia. Porque Messi "quiere ganar." Messi ha perdido el tridente, pero él sólo aplastó al Eibar, póquer de ases. Viendo al Real Madrid.

Y luego está el Real Madrid que es un ingenio -como decía- con averías. Hace aguas con sus defensores, en la media y adelante. En especial la traslación al ataque. La media no engarza con la delantera. La delantera elabora ocasiones sin peligro.

Contra el Real Betis la creación de peligro cayó respecto del Levante, por ejemplo; el ingenio se atasca porque hay que suministrar balones a Cristiano Ronaldo. Y Ronaldo también falla. Bale no existió en la primera parte -falto de balones- y el Real Madrid tuvo suerte para llegar con 0-0.

Algo 'gordo' falla en el Real Madrid cuando el pasado fin de semana en Anoeta goleó a la Real Sociedad y este miércoles no ha podido con el Real Betis.

¿Cómo resumir esta jornada mirando a la Champions? Sevilla y Atlético tendrán su revisión, que no se me olvida. El Barcelona, es Messi y su doble genio, el de carácter ganador, y el de la lámpara.

¿Y el Real Madrid? Un portaaviones con averías. En defensa, en el centro y en ataque. Pero ¡ojo! Son los mismos hombres que solo hace unos meses se llevaron Liga y Champions. ¿Qué falla? En defensa Sergio Ramos no debe perder la concentración en ningún momento -además es el capitán-. Y Marcelo debe mejorar su forma física.

Este es un análisis jornada a jornada con la vista puesta en Kíev. Con el partido de ayer frente al Betis, mal se las verán los blancos para superar al Tottenham o al Dortumund y pasar a octavos. Pero, esto es fútbol. Y si ayer Quique Setién dejó a los madridistas con "cara de tonto" como diría Luis Aragonés (Quique Setién además no perdió con el Real Madrid la pasada temporada con Las Palmas). Pero, a pesar de ello, los blancos arramplaron con la Liga y la 12ª. Mucho por corregir.

Vayamos a paso de buey pero con vista de lobo para llegar a Ucrania en el día y la hora señalados. Datos: El Real Madrid remató 29 veces,9 a puerta y dió un palo. Pero de esos remates solo hubo tres paradas: es decir, se remató mucho, pero mal. Lo que es un acierto de los defensores y un desacierto atacante.

No hay excusa, pero Cristiano Ronaldo y Bale venían los dos sin ritmo de partidos, sin ritmo de remate, sin olfato de gol.

El problema de los remates a puerta que no son gol nace en otras causas. La primera, una sobrecarga de balones a la olla que los rivales conocen y ¡no temen! Por ejemplo, Marcelo cuando se lanza al ataque ya no rompe hacia la cal, por velocidad y fuerza. El brasileño opta por el pase atrás, y por el "balón a la olla" a la caza de algún remate.

Otro tanto sucede en la otra banda con Carvajal inmenso en defensa y en ataque; cierto que rompe por velocidad hacia la cal, y se lanza al área, al regate, en algunos casos. Pero por mala previsión, más balones lanza en busca de un rematador; centro al área que, como frente al Betis, no encuentra.

Son pinceladas para un cuadro final; no es una crónica de un partido. Es lo que veo, pero no leo. Y hay aún más. No he visto críticas a Marcelo -recién renovado- por su baja forma, y su falta de fuerza. Cierto que Marcelo se sabe todos los trucos, pero Kíev es un sueño tan inmenso que no puede arriesgarse con trucos de experimentado defensa. Marcelo debe correr, y si solo está para medio tiempo, o para partidos muy serios, que deje de sonreir, se concentre, y juegue los grandes partidos, que aún tiene correa.

En definitiva, Quique Setién y el Betis han echado un jarro de agua fría sobre la victoria inapelable en San Sebastián. Pero, si has leído hasta aquí, fíjarse bien: por qué Marcelo solo centra al área o da un pase atrás y ya no desborda. Y, segundo, por qué tantos balones aéreos de Carvajal. Fijarse bien: hay que proponer otras variantes.

Punto final: ayer vimos a Cristiano Ronaldo pedir ánimos a la grada, el despertar del carácter, del genio ganador... ¡no lo haga más! y explicaré por qué.

Y también se vió a jugadores blancos "arbitrando el partido" y ¡no lo hagan más! Explicaré porqué no deben meterse a arbitrar aunque el colegiado yerre una y otra vez. Lo explicaré, y creo que convenceré.

Porque esto no es una crónica de un partido; es un análisis mirando a Ucrania, a finales de mayo del 2018.