Respeto y Razón. Aquí cabemos todos

Aquí cabemos todos, y damos un pequeño paso para integrar el blog "somos el pueblo" de @EstoEsElPueblo en este sitio de internet.

La tauromaquia es un arte con muchos aficionados en Madrid en el resto de España y por todo el mundo. Lo que es muy respetable. La bitácora o blog "somos el pueblo" de @EstoEsElPueblo habla del planeta toros en sentido amplio.

Desde hace varios años los visitantes de MadridGratis han encontrado en la web actividades de ocio con animales: cine taurino; literatura; exposiciones; exhibiciones de toreo de salón; eventos con encierros gratis; trashumancia de bueyes; exhibiciones de cetrería; de canto de aves; y un variopinto etcétera. Incluyendo cuidado de mascotas y apoyo a aquellas mascotas en estado de necesidad de contacto humano o necesidades materiales; todo ello gracias -en su mayor parte- @TauroLógica , que apadrina la llegada del nuevo blog.

El blog recién llegado además de estar orientado a la huella cultural de la tauromaquia en otras artes como pintura, música, fotografía, dramaturgia, cine, etcétera, está bajo la cúpula de dos palabras: respeto y razón.

Los animales merecen respeto y este respeto que merecen procede de la razón. La bitácora SomosElPueblo camina sobre estas dos palabras, respeto y razón, está en twitter @EstoEsElPueblo.

Las personas cuidan de los animales de manera racional por obligación natural. Porque las personas están dotadas de inteligencia y ésta debe estar en servicio respetuoso con los animales, con la naturaleza y el universo que nos rodea. Y es la razón, -y no el libre albedrío de las bestias y su instinto irracional-, la responsable primera y última del bienestar de los animales para las actividades que fueron creados por la naturaleza o entrenados por la ciudadanía. Con respeto y raciocinio.

La tauromaquia tiene detactores. Lo que también es muy respetable y este sitio web no quiere ser una plataforma de confrontación.

Al contrario, la palabra que preside todo esto es "Respeto". Respeto a quienes no les gustan los toros; a quienes disfrutan con la tauromaquia; respeto a los neutrales; respeto a quienes pescan, a quienes cazan, a quienes cabalgan; y respeto a quienes no lo hacen o no les gusta la pesca, la caza o servirse de animales para entretenimiento y recreación.

La palabra es "Respeto" porque con respeto, aquí cabemos todos.