El mirador sobre el monumento a Alfonso XII en El Retiro abrirá al público el próximo julio

El monumento a Alfonso XII se erigió por suscripción popular en 1922. Servía como homenaje a un rey que había muerto muy joven, a los 27 años, conocido como "El pacificador" y que se había ganado el cariño de los españoles. El monumento consta de un mirador que abrirá al público por primera vez previo a su acondicionamiento el próximo mes de julio.
Página en Facebook El Grupo @MadridGratis

El parque del Retiro es uno de los recintos más fotografiados de Madrid, y dentro del parque, la estatua ecuestre de Alfoso XII junto al Estanque Grande, se ha colado como uno de los emblemas fotográficos de la capital.

La estatua se eleva sobre un pedestal rodeado de un gran hemiciclo de doble columna que sería un hito escultórico desde sus comienzos. Piedra, bronce y vidrio son los materiales para el remate artístico de este mirador desde el que se observa la ciudad y que da personalidad al parque y al estanque.

La estatua ecuestre situada a 22 metros de altura es obra de Mariano Benlliure y el conjunto del arquitecto José Grases y Riera. Fue inaugurado en julio de 1922 aunque la primera piedra se colocó en 1902 y coincidiendo con el 95 aniversario, abrirá el próximo mes de julio.

La piedra blanca procede Novelda la misma que se utiliza en numerosos monumentos y edificios de Madrid. Los leones y angelotes que escoltan el hemiciclo se han hecho de bronce, sustituyendo la piedra blanca original.

Los ornatos del monumento están elaborados en planchas de bronce, son motivos alegóricos y exornos de carácter patriótico, trabajos por los más renombrados artistas de la época como Mateo Inurria, Aniceto Marinas, Josep Clará, Venancio Vallmitjana o el madrileño Miguel Ángel Trilles.

El Mirador de Alfonso XII se halla a 22 metros del suelo y permite una panorámica de Madrid alfombrada en primer término por las copas de los árboles del Retiro. Coincidiendo con el 95 aniversario de su inauguración, el Mirador abrirá al público y los madrileños y visitantes podremos conocer algo más sobre la historia de este emblema de Madrid, que señorea el parque junto al estanque y se ha convertido en silencio, en uno de los monumentos más fotografiados del parque del Retiro y la ciudad de Madrid.