Canencia, ecología, paisaje. Paseos. Rutas guiadas

Canencia bien vale una visita y durante el otoño, los colores de la sierra son un gran atractivo. Varias son las rutas serranas y senderos de Canencia. Existe una ruta sencilla, especial porque además en ella encontramos algunos árboles difíciles de ver en la sierra de Madrid, y unos paisajes inolvidables.

Sugerencia de @madridrural
En esta ruta, encontramos también la Chorrera de Mojonavalle (fotos de la Chorrera de Mojonavalle servidas por el buscador google.)

En otoño, además de los paisajes mencionados, cabe añadir la riqueza micológica de la zona que hace de la ruta más apetecible aún para los conocedores. La senda ecológica de Canencia es corta, de unos 6,5 kilómetros y se recorre en menos de dos horas a ritmo de paseo.

Será un paseo grato, porque además del paisaje con su encanto otoñal, como decía, la senda ofrece árboles inhabituales en la sierra de Madrid, como el abeto de Douglas o pino de Oregón esta especie de abeto, también llamado pino de Oregón, es uno de los árboles que mayor altura alcanza (en su medio natural puede llegar a 100 metros, y en Europa, hasta 55 metros.)

Además del pino de Oregón, la senda incluye abedules y especies protegidas, como el tejo y el acebo. El abedular de Canencia tiene su propia ruta precisamente por el interés que despiertan los abedules tan lejos, como el abeto de Douglas, de su suelo original.

La ruta es relativamente corta, de 6,5 kilómetros, y se recorre en menos de dos horas (según los descansos). Es además una ruta circular, siendo su punto de partida y de llegada el Área Recreativa Puerto de Canencia. El desnivel es suave (225 mts.) y esta ruta es muy recomendable para acudir con niños.
Sobre Canencia, la ruta y la zona, todos los datos en este enlace en pdf